Agricultura digital: 5 claves para democratizar su acceso

La agricultura digital es el uso de tecnologías nuevas y avanzadas, integradas en un sistema, para permitir que los agricultores y otras partes interesadas en la cadena de valor agrícola mejoren la producción de alimentos.

No hay duda de que la transformación digital en la agricultura ha llegado para quedarse. De acuerdo con la FAO, seremos 9.800 millones de personas en 2050. Un aumento de población de dos mil millones de personas en menos de 30 años, que lo acompaña un aumento natural de la demanda de alimentos. La digitalización de la agricultura es una gran promesa de producir más y mejores alimentos, con una calidad superior y de manera sostenible para alimentar al mundo. De ahí, la importancia de abogar por una transformación digital pensando en todos. Desde el primer hasta el último agricultor.

Contexto atual del sector agroalimentario español

La industria agrícola ha cambiado radicalmente en los últimos 50 años. Los avances en las máquinas han ampliado la escala, la velocidad y la productividad de las explotaciones agrícolas, creando así mayores cantidades de producción con menores recursos.

Las exportaciones agroalimentarias de España alcanzaron el año pasado un valor de 60.118 millones de euros, cifra que supone un récord en la serie histórica y que representa un incremento del 11 % con respecto al año 2021. El saldo comercial también superó su techo y se situó en 18.949 millones de euros, un 0,8 % más que en el ejercicio anterior.

Para seguir creciendo y teniendo logros, la transformación digital de la agricultura es esencial, principalmente para crecer de forma sostenible, cuidando la salud del suelo y paliando las consecuencias del cambio climático en la agricultura, tema que abordamos en el pasado artículo del Blog de Graniot.

Importancia de la digitalización del sector agro

Según el último estudio de McKinsey&CompanyAgriculture’s Connected Future: How technology can yield new growth”, en 2030, la tecnología y conectividad mejorada en la agricultura podría agregar más de $500 mil millones al producto interno bruto global.

En la agricultura, el futuro depende de la capacidad de los ecosistemas de innovación agrícola para dotar a los productores rurales y otros actores de este sector de innovaciones para que puedan atender las crecientes, diversas y cada vez más complejas demandas de la sociedad, desde el punto de vista económico, social y ambiental.

La agricultura digital es vista como una nueva revolución cuyo potencial puede crear valores compartidos desde los productores hasta los consumidores. Es importante tener en cuenta que los casos de uso no se aplican por igual en todas las regiones. Por ejemplo, en América del Norte, donde los rendimientos ya están altamente optimizados y digitalizados, existen importantes casos de éxito. Pero en Asia o África, las soluciones de monitoreo tienen gran potencial de creación de valor, donde hay mucho más espacio para mejorar la productividad. A medida que mejora la teledetección, la agricultura de precisión y la agricultura digital, hay un mayor rendimiento en la producción y, en consecuencia, en la cosecha.

Farmer standing in a rice field with a tablet.

Iniciativas tecnológicas actuales

La mayoría de los agricultores hoy en día toman decisiones críticas que afectan a la  rentabilidad en sus fincas como cuánto fertilizante aplicar y qué cantidad de riego usar basándose en una combinación de medidas aproximadas, experiencia y recomendaciones. Sin embargo, los resultados generalmente no se ven hasta el momento de la cosecha.

Por el contrario, un sistema de agricultura digital recopila datos con mayor frecuencia y precisión que, combinados con fuentes externas como la teledetección y el índice NDVI o la información meteorológica puede dar mejores resultados. Las decisiones tomadas a partir de datos reales y precisos aseguran usos más sostenibles de agua, suelo y otros insumos importantes en la producción agrícola.

Los datos combinados resultantes se analizan e interpretan para que el agricultor pueda tomar decisiones más informadas y adecuadas. Estas decisiones se pueden implementar rápidamente con mayor precisión, sostenibilidad y rentabilidad.

Claves para conseguir la democratización e implementación

Para obtener un acceso más democrático a la agricultura digital, todavía es necesario romper algunas barreras. Sin embargo, la adopción de soluciones tecnológicas está condicionada por factores estructurales: una heterogénea estructura productiva, una infraestructura digital deficiente y muchas restricciones socioeconómicas al acceso y la conectividad. En busca de la eliminación o reducción de las barreras técnicas, legislativas, económicas y formativas existentes en la actualidad, el Gobierno de Español estableció recientemente la Estrategia de Digitalización del Sector Agroalimentario y Forestal y del Medio Rural.

Además de estas barreras estructurales, la democratización del acceso a la agricultura digital debe apoyarse en las siguientes claves:

  1. Software intuitivo. el nivel de intuición de una interfaz es lo simple que es para un usuario primerizo. Es la facilidad con la que logra un objetivo sin un conocimiento previo de cómo funciona el sistema. El software debe ser fácil e intuitivo de usar para todos.
  2. Conectividad en el campo. Reducir la brecha digital en el campo para que la conectividad llegue a todos en el campo. Este es un de los objetivos principales de la Estrategia de Digitalización del Sector Agroalimentario y Forestal y del Medio Rural del gobierno español.
  3. Bajo costo. Tener un coste accesible para el productor para que pueda integrar fácilmente soluciones innovadoras a sus sistemas de trabajo.
  4. Capacitación en tecnologías digitales. Invertir en formación es invertir en personas y debe ser una prioridad para el agricultor que quiere disfrutar de los beneficios de la agricultura digital.
  5. Ser facilitada por cooperativas, asociaciones y empresas. Un requisito previo para estas instituciones es comprender sus necesidades reales en el campo para luego ofrecer y facilitar soluciones. Esta política ayuda a los productores rurales, especialmente a los pequeños y medianos, a tener acceso a las principales innovaciones del mercado en sus predios y sin duda es una vía importante para ayudar en la transformación digital del país.

Primeros pasos en la agricultura digital

La agricultura digital tiene el potencial de transformar la forma en que producimos los alimentos del mundo, pero el enfoque es todavía muy novedoso y la curva de aprendizaje es todavía un escollo a superar. Esto significa que garantizar su adopción generalizada requerirá colaboración y consenso en toda la cadena de valor sobre cómo superar estos desafíos.

Desde Graniot, estamos convencidos del potencial y beneficios de la transformación digital de la agricultura. Por eso trabajamos cada día en crear, para agricultores, cooperativas y empresas agrícolas, un software de agricultura de precisión destinado a integrar datos de alto valor agronómico con la meta de mejorar la toma de decisiones desde la siembra hasta la cosecha. Ofrecemos una prueba gratuita de 30 días en la que descubrirás la información a la que damos acceso, como distintos índices de imágenes de satélite (NDVI, NDWI, LCI, etc.), datos de meteorología avanzada y mapas de dosificación variable, totalmente integrables con maquinaria que disponga de tecnología ISOBUS. ¡Accede a través de este formulario y comienza a trabajar con datos en tu explotación agrícola!

Seguimos trabajando por una agricultura más sostenible, ayudando a nuestros agricultores. 👩‍🌾🌱

Comienza a recoger datos reales gracias a la agricultura de precisión

Por una agricultura más sostenible y consciente por el medio ambiente. 👨‍🌾🌱