NDVI – ¿Qué es y cómo me beneficio aplicándolo?

Con el índice NDVI obtenemos información crítica de agricultura de precisión sobre el estado de salud del cultivo para así mejorar el rendimiento de la campaña.

En esta década, vivimos un período de transformación digital en la agricultura, denominado Agricultura de Precisión, que utiliza numerosas herramientas tecnológicas para aumentar la productividad, la sostenibilidad del sistema y la optimización de recursos y trabajo. Una de las herramientas es el uso de teledetección para ayudar en el manejo de plagas, enfermedades y reconocimiento de áreas cultivadas.

Según la ESA (Agencia Espacial Europea), la teledetección es una forma de obtener información sobre objetos, recopilar y analizar datos sin que los instrumentos utilizados para recopilar los datos estén en contacto directo con el objeto.

Dentro de la gama de herramientas disponibles para su uso en teledetección, el NDVI (Normalized Difference Vegetation Index), o Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada, destaca por la correlación entre sus resultados y los aspectos fisiológicos y nutricionales de las plantas.

¿Qué es el índice de vigor o NDVI?

El indice de Vegetación de Diferencia Normalizada cuantifica la vegetación y la cantidad de biomasa del polígono que estamos monitorizando, midiendo la diferencia entre las bandas espectrales del infrarrojo cercano (que la vegetación refleja fuertemente) y la luz roja (que la vegetación absorbe). Su objetivo es ayudar a monitorear vegetación, modelar y estimar mapeos tales como: mapa de vigor, rendimiento histórico y prescripción de dosificación variable de semilla, abono y fertilizante (si disponemos de tecnología ISOBUS).

Imagen extraída de la plataforma web de Graniot

Para los más técnicos, la fórmula del NDVI refleja la normalización matemática entre la luz infrarroja y la luz roja visible:

Fórmula: NDVI = (NIR – Rojo) / (NIR + Rojo)

En pocas palabras, el índice NDVI es capaz de analizar todo el estado del cultivo establecido en circunstancias reales, y se pueden observar distintos tipos de detalles: desde la salud del cultivo hasta los déficits hídricos, para así mejorar las prácticas de agricultura de precisión.

El NDVI expresa el vigor vegetativo de la planta, por lo que a mayor valor de éste, denota que la planta es fotosintéticamente activa y su morfología y estructura interna no sufre problemas significativos como déficit hídrico y ataque de patógenos que afectan el área foliar por defoliación.

Imagen extraída de la plataforma web Graniot

Los valores de NDVI también aumentan a medida que se produce el desarrollo vegetativo del cultivo. Es decir, a medida que la planta se desarrolla, crece, y emite más hojas también aumenta la actividad fotosintética. Por eso es importante observar la imagen NDVI teniendo en cuenta el momento en que se está observando. Por ejemplo, en los estados fenológicos iniciales, la planta aún no ha cubierto completamente el suelo y aún está emitiendo hojas nuevas, por lo tanto, los valores de NDVI no serán tan altos.

Ejemplificación de interpretación colores imágenes NDVI

Además, debemos tener en cuenta que el NDVI también está influenciado por el tipo de cultivo, ya que pueden presentar variaciones en morfología y composición. Por ejemplo, las gramíneas como el trigo tienen más hojas erguidas, lo que reduce el área foliar observada por el sensor utilizado, a diferencia del olivo o el naranjo, que al tener hojas más planas, tienen un área foliar más grande, lo que se traduce en valores superiores al NDVI.

¿Qué beneficios puede aportarme el NDVI?

  1. Seguimiento remoto de índices de vegetación: accede a información sobre el estado de tu cultivo y crecimiento, con acutalizaciones de información entre 1-3 días (imágenes 3×3 metros) y 5 días (10×10 metros).
  2. Detección de anomalías temporales y permanentes en la parcela: detecta fácilmente aquellas zonas en las que el cultivo no se está desarrollando como la media de la parcela. Ya que las imágenes de los satélites Sentinel-2 de la Agencia Espacial Europea disponen de información a consultar desde 2017, podrás hacer un estudio y conocer si se trata de un defecto que solamente ha ocurrido en esta campaña, o sin embargo, existe un déficit en nutrientes de suelo y debemos enmendarlos.
  3. Dosificación variable de semilla, abono y fertilizante: los mapas de NDVI, junto a la tecnología ISOBUS incorporada en nuevos tractores y aperos, posibilitan el ahorro de insumos agrícolas y la mejora de la productividad de la explotación al utilizar una cantidad variable de insumo, dependiendo de las necesidades nutricionales de cada zona de la parcela. Existen estudios llevados a cabo durante 10 años, que muestran reducciones de un 32% uso de nitrógeno y una mejora en el rendimiento de hasta un 40%.
  4. Ayuda en la prevención de plagas y enfermedades: gracias a los índices vegetativos como el NDVI, podemos detectar plagas y enfermedades que decoloran las hojas de la planta. Con una rápida actuación y detección, podemos reducir el impacto de propagación de la enfermedad sustancialmente, y aplicar tratamientos al respecto.
  5. Asertividad en la toma de decisiones: El uso de mapas NDVI permite al agricultor, técnico agrícola e ingeniero agrónomo recopilar información sobre la condición de los cultivos de forma rápida y remota. Con la verificación de la información plasmada y el criterio agronómico de un técnico de campo, se tomará una mejor decisión en base a información empírica de satélites y estaciones meteorológicas, pudiendo optimizar el manejo agronómico para las próximas campañas.

¿Cómo puedo comenzar a ver las imágenes de NDVI?

Puedes consultar el NDVI de tus explotaciones agrícolas en cualquier momento haciéndote usuario gratuito de la plataforma web Graniot.

En Graniot estamos convencidos de que la tecnología no puede llegar a las personas que trabajan día a día en el campo si no existe una solución sencilla, intuitiva, y de bajo coste. Es por eso que hemos desarrollado una plataforma web multidispositivo en la que integramos todo tipo de información relevante y de alto valor para el sector productivo agroalimentario. Contamos con una base de datos que integra información de imágenes de satélite (10×10, 3×3 metros y 50×50 centímetros, desde 2017), meteorología de distintos proveedores (predicciones e histórico, desde 2020), con la meta de democratizar el acceso a las herramientas de agricultura de precisión.

Es por eso que ofrecemos una prueba de 30 días totalmente gratuita con la que podrás acceder de forma ilimitada a todos nuestros recursos, además de contar con el apoyo de nuestro equipo para poder explicarte, desde 0 y en base a tu caso específico, de qué manera puedes comenzar a usar los datos para dar el paso hacia una agricultura digital. Todo ello, pensando en el impacto positivo que generamos a nuestro ecosistema, medio ambiente y sociedad.

¿Quieres saber más sobre nuestro servicio? Rellena nuestro formulario y comienza hoy a dar tus primeros pasos con nosotros.Por una agricultura más sostenible, ayudando a nuestros agricultores. 👨‍🌾🌱

Comienza a recoger datos reales gracias a la agricultura de precisión

Por una agricultura más sostenible y consciente por el medio ambiente. 👨‍🌾🌱